Hombre codicioso – Lucas 12 – Puedo seguir a Jesús compartiendo

100%x200

Hombre codicioso - Lucas 12

Descargar

100%x200

Puedo seguir a Jesús compartiendo

Descargar

Desconectarse

Ingresa a tu cuenta o regístrate.

Uno que estaba entre la gente dijo a Jesús:

— Maestro, dile a mi hermano que reparta la herencia conmigo.

Jesús le contestó:

— Amigo, ¿quién me ha puesto por juez o repartidor de herencias entre ustedes?

Y, dirigiéndose a los demás, añadió:

— Procuren evitar toda clase de avaricia, porque la vida de uno no depende de la abundancia de sus riquezas.

Y les contó esta parábola:

— Una vez, un hombre rico obtuvo una gran cosecha de sus campos. Así que pensó: “¿Qué haré ahora? ¡No tengo lugar bastante grande donde guardar la cosecha! ¡Ya sé qué haré! Derribaré los graneros y haré otros más grandes donde pueda meter todo el trigo junto con todos mis bienes. Luego podré decirme: tienes riquezas acumuladas para muchos años; descansa, pues, come, bebe y diviértete”. Pero Dios le dijo: “¡Insensato! Vas a morir esta misma noche. ¿A quién le aprovechará todo eso que has almacenado?”. Esto le sucederá al que acumula riquezas pensando sólo en sí mismo, pero no se hace rico a los ojos de Dios.