«Pero ustedes son linaje escogido,
real sacerdocio, nación santa,
pueblo que pertenece a Dios,
para que proclamen las obras
maravillosas de aquel que los llamó
de las tinieblas a su
luz admirable.»