¡El arte de contar historias bíblicas!

Jesús dijo: “Todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas” (Mateo 13:52).

Historias bíblicas para recortar y contar” tiene el propósito de ayudar a narradores de historias bíblicas a sumar nuevos “tesoros” a sus muchos recursos.

Agrega estos “tesoros” a tus materiales de escuela dominical u otros materiales de la iglesia para niños, úsalos para mensajes en programas infantiles o en casa, para la historia de antes de ir a dormir.

Historias bíblicas para recortar y contar” atrapará la atención de tus alumnos, con fascinantes ayudas visuales que tú crearás.

Cada historia bíblica está acompañada por un modelo fotocopiable para ir desplegando y recortando mientras hablas. Cada figura que creas ilustrará un elemento importante de la historia bíblica.

Jonás será tragado por un enorme pez; David derribará al gigante; y Zaqueo bajará del árbol. Cada historia que elijas, cobrará vida cuando la recortes y la cuentes.

Dos historias de obsequio

Prueba estas dos historias bíblicas para recortar y contar, listas para imprimir y utilizar en clase. Puedes utilizar cualquier impresora con hojas tamaño carta.

Algunas recomendaciones a seguir al usar las historias:

Practica

Familiarízate con la historia que vas a contar. Para practicar, saca fotocopias o copia los modelos en papel común o borrador. Practica la narración de la historia, a medida que doblas y recortas la figura. A menos que las instrucciones indiquen otra cosa, siempre sigue la línea punteada para doblar y la línea llena para cortar.

Prepárate

Separa del libro la historia elegida, cortándola por las líneas perforadas. Copia el modelo para la historia, en la hoja de papel a usar. Si usas cartulina, transfiere el modelo usando papel carbónico o grabando la cartulina.

Para grabar la cartulina, colócala debajo del modelo y repasa las líneas presionando fuertemente (puedes usar un bolígrafo seco) para que se marquen en la cartulina de manera bien visible.

Si usas una hoja de papel, aplica una de las técnicas mencionadas arriba o simplemente fotocopia el modelo.

Para evitar que se transparente demasiado el dibujo del reverso de los originales, coloca un papel oscuro detrás de los mismos al hacer la fotocopia. Quizá necesites ampliar algunos de los modelos.

Integra a los niños

Usa las preguntas sugeridas, para captar la atención de los niños y “meterlos” en la historia. Si los niños están familiarizados con la historia que eligiste, deja que ellos te ayuden a contarla mientras tú recortas la figura.

Los niños más grandes se divertirán recortando contigo sus propias figuras, a medida que cuentas la historia. Ellos hasta pueden practicar la historia y contársela a un grupo de niños más pequeños.

De manera que ¡toma papel, tijeras, y sumérgete en la magia de la narración que cautivará tus chicos!

GUÍA DE HISTORIAS

Antiguo Testamento

Nuevo Testamento