Sana a un paralítico – Marcos 2 – Puedo ser amigo de alguien que esté enfermo

100%x200

Jesús sana a un paralítico - Marcos 2

Descargar

100%x200

Puedo ser amigo de alguien que esté enfermo

Descargar

Desconectarse

Ingresa a tu cuenta o regístrate.

Jesús enseñaba en la pequeña sala de la casa de Pedro a un grupo considerable de gente, tanto que ya no era posible ingresar -o salir- por la puerta. Sin embargo, los amigos de un paralítico lograron subirlo por la terraza con sogas y luego lo bajaron a través de un agujero en el techo. El paralítico comenzó a descender en medio de la reunión atado con cuerdas como si se tratara de un show teatral. Pero no lo era. Era la realidad de la miseria humana golpeando a todos en la cara. Una escena dramática que demostraba a todos los presentes que para un caso como este, ni la teoría, ni la filosofía podían hacer nada. Y como cuando un maestro organiza una actividad práctica para una clase, Jesús se acercó al paralítico, y dirigiéndose al fariseo con quien venía discutiendo sobre qué podía y qué no podía hacer, le pregunta: ¿Dime, qué es más fácil decir, tus pecados son perdonados, o levántate y anda? En la mente del fariseo las dos opciones eran absurdos imposibles y Jesús lo sabía. Para resolverlo, simplemente tomó la mano del paralítico y lo puso a andar. El fin de aquella actividad práctica fue demostrar Quién respaldaba su palabra. ¡Y Jesús, definitivamente, estableció un buen punto!