Jesús sana a un hombre sordo – Marcos 7 – Jesús es especial. Él puede sanar a los sordos

100%x200

Jesús sana a un hombre sordo - Marcos 7

Descargar

100%x200

Jesús es especial. Él puede sanar a los sordos

Descargar

Desconectarse

Ingresa a tu cuenta o regístrate.

Luego regresó Jesús de la zona de Tiro y se dirigió por Sidón camino al mar de Galilea, internándose en la región de Decápolis. Allí le llevaron un sordo tartamudo, y le suplicaban que pusiera la mano sobre él.

Jesús lo apartó de la multitud para estar a solas con él, le puso sus dedos en los oídos y le tocó la lengua con saliva. Luego, mirando al cielo, suspiró profundamente y le dijo: « ¡Efatá!» (que significa: ¡Ábrete!). Con esto, se le abrieron los oídos al hombre, se le destrabó la lengua y comenzó a hablar normalmente.

Jesús les mandó que no se lo dijeran a nadie, pero cuanto más se lo prohibía, tanto más lo seguían propagando. La gente estaba sumamente asombrada, y decía: «Todo lo hace bien. Hasta hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»